¿Cómo alimentar a un bebé con paladar hendido?

04.01.2009 20:31

 Cómo alimentar a un bebé con paladar hendido:

La preocupación más importante acerca de un bebé con el paladar hendido es lograr una buena nutrición. Para estos niños, la succión es difícil a causa de la mala formación del techo de la boca. No obstante, los que tienen sólo labio leporino (sin paladar hendido) normalmente no presentan dificultades en la alimentación. A continuación se presenta una serie de sugerencias que contribuyen en la alimentación de su bebé:

Se permite el amamantamiento. Por supuesto, tomará más tiempo y paciencia. Esté preparada para intentar métodos alternativos si éste no le proporciona una buena nutrición a su bebé. Tenga en cuenta que también es posible utilizar un sacaleche y alimentar a su bebé con leche materna mediante otras técnicas.

  • Mantenga a su bebé en posición erguida para evitar que el alimento se le salga por la nariz.
  • Puede utilizar otros dispositivos para la alimentación. Consulte con el médico de su hijo para obtener más información.
  • Se recomiendan ingestas frecuentes y cortas. Este proceso puede ser lento y frustrante; sin embargo, su bebé recibirá más calorías y, por lo tanto, aumentará de peso.
  • Hoy en día existen muchos tipos de biberones y chupos (tetinas) en el mercado que pueden ser útiles para facilitar la alimentación de un bebé con paladar hendido. Consulte al médico de su hijo acerca del tipo más apropiado para él. A continuación se brindan algunos ejemplos:
    • Chupo o Tetina NUK
      Esta tetina puede colocarse en los biberones comunes o en los biberones con bolsas descartables. Es posible agrandar el orificio haciendo un corte en cruz en el medio.
    • Mead Johnson Nurserâ
      Es un biberón blando, de plástico, fácil de apretar y que tiene una tetina o chupo grande con un corte transversal. Con este sistema se puede utilizar cualquier tetina que el bebé prefiera.
    • Haberman Feederâ
      Es un biberón especialmente diseñado con una válvula que ayuda a controlar el aire que el bebé ingiere y a impedir que la leche regrese al biberón.
    • Jeringuillas
      Pueden utilizarse en los hospitales o en el hogar luego de una cirugía de labio leporino, de paladar hendido o de ambos. Normalmente, se une un tubo suave de goma al extremo de la jeringa y luego se coloca en la boca del bebé.

En algunos casos, pueden añadirse suplementos a la leche materna o a la de fórmula (leche comercial) para ayudar a satisfacer las necesidades calóricas de su bebé. Consulte con el médico de su hijo acerca de otros dispositivos domésticos (por ejemplo, vasos de papel pequeños) para alimentar a su hijo con paladar hendido.

Volver
http://cms.fundacara-valencia.webnode.com