Labio leporino y paladar hendido. Definición, causas, incidencia, factores de riesgo.

04.01.2009 19:27

 

Definición

Son defectos congénitos que afectan el labio superior y el paladar.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Existen muchas causas para el labio leporino y el paladar hendido, como problemas con los genes que se transmiten de uno o ambos padres, drogas, virus u otras toxinas que también pueden causar estos defectos congénitos. El labio leporino y el paladar hendido pueden ocurrir junto con otros síndromes o problemas congénitos.

El labio leporino y el paladar hendido pueden afectar la apariencia de la cara y pueden llevar a problemas con la alimentación y el lenguaje, al igual que infecciones auditivas. Los problemas pueden ir desde una pequeña hendidura en el labio hasta un surco completo que va hasta el paladar y la nariz. Estos rasgos pueden ocurrir por separado o juntos.

Los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de labio leporino o paladar hendido y la presencia de otro defecto congénito. La ocurrencia del paladar hendido es de aproximadamente 1 caso por cada 2.500 personas.

Síntomas

Cambio en la forma de la nariz (la cantidad de distorsión varía)

Insuficiencia para aumentar de peso

Problemas con la alimentación

Flujo de leche a través de las fosas nasales durante la alimentación

Dientes mal alineados

Retardo en el crecimiento

Infecciones recurrentes del oído

Separación del labio solamente

Separación del paladar

Separación del labio y el paladar

Deficiencias en el habla

Signos y exámenes   

El examen físico de la boca, la nariz y el paladar confirma la presencia de labio leporino o paladar hendido. Se pueden realizar exámenes médicos para descartar la presencia de otras posibles afecciones.

Tratamiento

La cirugía para cerrar el labio leporino suele realizarse entre los tres y los nueve meses de edad y puede necesitarse una cirugía posteriormente en la vida si el problema afecta severamente el área de la nariz.

Un paladar hendido generalmente se cierra durante el primer año de vida, de tal manera que el habla del niño se desarrolle normalmente. Algunas veces, se utiliza un dispositivo protésico temporalmente para cerrar el paladar, de manera que el bebé pueda alimentarse y crecer hasta que se puede llevar a cabo la cirugía.

Es posible que sea necesario realizar un seguimiento continuo con foniatras y ortodoncistas.

 Expectativas (pronóstico)

Aunque el tratamiento puede extenderse durante varios años y necesitar varias cirugías, la mayoría de los niños con labio leporino y paladar hendido pueden lograr una apariencia, desarrollo del lenguaje y alimentación normales. Sin embargo, algunas personas pueden tener problemas continuos del habla.

Complicaciones

Caries dentales

Desplazamiento de los dientes

Pérdida de la audición

Deformidades en los labios

Deformidades nasales

Infecciones recurrentes del oído

Dificultades en el habla

Situaciones que requieren asistencia médica     

El labio leporino y el paladar hendido suelen diagnosticarse al momento del nacimiento. Se deben seguir las recomendaciones del médico en las visitas de control y llamarlo si se presentan problemas entre las consultas.

Volver
http://cms.fundacara-valencia.webnode.com